Noticia

  • La Fiscalía acepta la denuncia de Eguzki por la muerte por un disparo de escopeta de un halcón peregrino en Oñati

    2016-06-10
    Partekatu - Compartelo

    Belatza_content

    Foto: Goiena.

    La Fiscalía de Gipuzkoa ha aceptado la denuncia interpuesta por Eguzki a raíz de la muerte de un halcón peregrino por tiros de escopeta en Oñati y ha iniciado la investigación recabando los informes pertinentes propuestos por la asociacion ecologista.

    Fueron integrantes de Oñatiko Naturzaliak quienes informaron de que, hace poco más de un mes, un halcón fue hallado malherido en las inmediaciones del robledal de San Martin. Conducido, como suele ser habitual en estos casos, a Arrano Etxea de Igeldo, murió poco después.

    El halcón peregrino (Falco peregrinus) es una especie protegida. En Gipuzkoa apenas anidan unas pocas parejas. Matar un halcón es un acto tipificado como delito contra el medio ambiente. De hecho, recientemente una persona ha sido condenada por abatir de un disparo a una hembra de esta misma especie de ave en Atotxa Erreka, Donostia.

    El halcón de Oñati fue abatido fuera de la temporada de caza, de modo que pocas dudas puede haber de que se trató de un acto deliberado, y no cabe recurrir a la socorrida y siempre poco verosímil excusa de que fue confundido con alguna otra especie. Fue abatido, además, en plena temporada de cría, por lo que es muy posible que se haya perdido la pollada.

    Los miembros de Eguzki, como Oñatiko Naturzaliak, reconocemos que albergamos pocas esperanzas de que el autor de los disparos pueda ser identificado, pero se trata de un delito, “aunque solo sea contra el medio ambiente”, y lo que corresponde es investigar.


    Partekatu - Compartelo