Albistea

  • Erriberako plataformak eta Zentralik ez-ek, Funes, Tutera eta Aguedasko neurgailuek jasotako kutsadura jaulkipen emaitzak ez argitaratzea salatu dute

    2008-07-14

    Remitido 2008.07.04 Nuevamente el Gobierno de Navarra no cumple con la legislación en materia de control e información pública de los contaminantes que existen en la atmósfera de La Ribera. Desde el pasado 20 de junio no hay datos de las mediciones de ozono troposférico, precisamente en los tramos horarios en
    que se registran las mayores concentraciones de este contaminante tan crítico para la salud de las personas, de las 15 horas a las 17 horas.

    zentralak

    El verano, con días con altas temperaturas y con un gran número de horas de radiación solar, favorece el aumento de los niveles de concentración de ozono, muy especialmente en la Ribera de Navarra, la única zona de Navarra que desde el año 2003 en que se empezaron a realizar los informes sobre la
    concentración de ozono en el aire ambiente, se ha incumplido siempre el valor objetivo para la protección de la salud y el valor objetivo para la protección de la vegetación, debido fundamentalmente a la actividad contaminante de las centrales térmicas de Castejón que emiten 250 Kg./hora
    de óxidos de nitrógeno, principal precursor en la formación del ozono, y cuya cantidad equivalente a la emitida por 200.000 automóviles en un día.
    Sus efectos negativos sobre la salud de las personas (especialmente en la infancia y las personas mayores y con enfermedades cardiorespiratorias y deportistas) y sobre la vegetación están fuera de toda duda.

    Desde el 20 de junio y hasta la fecha, en la franja horaria comprendida entre las 15:00 h y las 17:00 h, los datos de ozono han desaparecido de la página web del gobierno de Navarra, en las estaciones de medición de Arguedas, Funes y Tudela, propiedad de las centrales térmicas de Castejón.
    En muchos de estos días, los niveles que se han alcanzado a las 3 de la tarde en las tres estaciones citadas, superaban los 150-160 µg/m³ de ozono en el aire, desapareciendo en ese momento los datos de contaminación de las tres estaciones hasta las 5 de la tarde, hora en la que lentamente
    empieza a descender la contaminación.

    El pasado domingo tuvo lugar una prueba deportiva en Las Bardenas donde participaron más de 1.400 deportistas durante varias horas, con lo que con esta manipulación de los datos de la contaminación por ozono, se puso en peligro la salud de esas personas, del mismo modo que de forma continuada
    y cotidiana es lo que se hace con todos los vecinos y las vecinas de La Ribera navarra.

    Desde la Plataforma de La Ribera + Centrales No volvemos a denunciar la dejación del Gobierno de Navarra y su total falta de cumplimiento en materia de información y prevención en beneficio de la salud de las personas y el medio ambiente de La Ribera, incumpliendo diferentes
    normativas de su propia administración y competencia así como de la Unión Europea. Volvemos a exigir que los medidores de los contaminantes sean de control y propiedad públicas, que se realicen avances diarios en los medios de comunicación sobre la calidad del aire y los datos sobre
    contaminación no sean manipulados u ocultados. Una forma de acabar con el aumento de los índices de ozono y contaminación en La Ribera es la clausura de los mayores contaminantes de Navarra, las centrales térmicas de Castejón.

    Jesús María Tomás Jiménez
    PORTAVOZ DE LA PLATAFORMA DE LA RIBERA + CENTRALES NO